ESPECIALIDAD DE ENFERMERÍA PEDIÁTRICA

 

La Enfermería Pediátrica se diferenció como especialidad en España en 1964, pero no es hasta el 2005, con el RD 450/2005, cuando adquiere la forma actual. Mediante la Orden SAS/1730/2010, de 17 de junio, del BOE se estableció el programa formativo de la especialidad, el cual define el perfil de la enfermera especialista en pediatría y las competencias a adquirir durante el periodo formativo.

 

Para obtener el título de Especialista en Enfermería Pediátrica es necesario acceder a la formación sanitaria especializada mediante el examen EIR, que es convocado anualmente por el Ministerio de Sanidad, y obtener una plaza de la especialidad deseada.

La formación EIR se realiza mediante el sistema de residencia, en el que se establece una relación laboral especial (Real Decreto 1146/2006). Los residentes cumplirán el programa formativo en unidades docentes multiprofesionales (UDM) de pediatría en un período de dos años a tiempo completo. La metodología docente empleada es el autoaprendizaje tutorizado, con el empleo de métodos educativos que aseguren la participación activa y el aprendizaje basado en la experiencia.

Para obtener el título de Especialista en Enfermería Pediátrica los residentes deberán obtener una evaluación final positiva.


Ver programa formativo de la Especialidad de Enfermería Pediátrica