DESCRIPCIÓN DE LA ESPECIALIDAD

 

La Enfermería Pediátrica se diferenció como especialidad en España en 1964, pero no es hasta el 2005, con el RD 450/2005, cuando adquiere la forma actual. Mediante la Orden SAS/1730/2010, de 17 de junio, del BOE se estableció el programa formativo de la especialidad, el cual define el perfil de la enfermera especialista en pediatría y las competencias a adquirir durante el periodo formativo.

 

Para obtener el título de Especialista en Enfermería Pediátrica actualmente existen dos vías:

  • Vía EIR: para acceder a la formación sanitaria especializada es necesario aprobar el examen EIR, que lo convoca el Ministerio de Sanidad anualmente, y obtener una plaza de la especialidad deseada. La formación EIR se realiza mediante el sistema de residencia, en el que se establece una relación laboral especial (Real Decreto 1146/2006). Los residentes cumplirán el programa formativo en unidades docentes multiprofesionales (UDM) de pediatría en un período de dos años a tiempo completo. La metodología docente empleada es el autoaprendizaje tutorizado, con el empleo de métodos educativos que aseguren la participación activa y el aprendizaje basado en la experiencia. Para obtener el título de Especialista en Enfermería Pediátrica los residentes deberán obtener una evaluación final positiva.
  •  Vía excepcional: podrán optar al título de Especialista en Enfermería Pediátrica por vía excepcional aquellos profesionales que acrediten un ejercicio profesional en el campo específico de la Enfermería Pediátrica y superen la prueba de Evaluación de Competencia. El plazo de presentación de solicitudes finalizó el 22 de marzo de 2011 y actualmente nos encontramos a la espera de la convocatoria de la prueba de Evaluación de Competencia.


Ver programa formativo de la Especialidad de Enfermería Pediátrica